Lummerland

El placer de jugar


Jugar es lo más natural para el niño desde sus primeros días de vida. Con el gesto de coger un objeto o seguirlo con la mirada, experimenta las primeras sensaciones y conoce sus capacidades y sus límites. Y por supuesto, nos regala sus primeras sonrisas.

Poco a poco, descubre que jugando puede entretenerse y divertirse, y sin saberlo sigue avanzando en su desarrollo y su aprendizaje.

nosotros-placer-tit

En Lummerland® nos preguntamos: ¿Es posible que objetos tan presentes en la vida diaria de nuestros niños, además de ser bonitos, alegres, divertidos, puedan ser también objetos seguros, de calidad, ecológicos, respetuosos con los seres vivos y con el medio ambiente? La respuesta no es una, sino muchas: ¡Muñecos, animales de trapo, casas, puentes, torres y castillos enteros de madera o de cartón! Un mundo entero de posibilidades para acompañar a nuestros niños día tras día en su crecimiento.